Visión

Visión

Necesitamos una metamorfosis personal, sanar nuestro niño interior,nuestras heridas de la infancia, salirse de patrones que nos bloquean,cambiar las creencias que nos limitan nuestra vida, enfrentarnos a nuestros demonios interiores y sobre todo poner nuestro guerrero al servicio del corazón, para así vivir la vida con plenitud, como siempre hemos soñado.

Sabemos que la humanidad se enfrenta a grandes desafíos. Las viejas profecías de las civilizaciones ancestrales, como los incas y los mayas, hablaban del salto cuántico que habría de dar el planeta Tierra a partir del siglo XXI. La agitación que está sufriendo la Tierra en los últimos años parece ser fruto de esta ascensión planetaria anunciada desde el principio de los tiempos.

La mística y la ciencia por fin se están encontrando, los planos de consciencia se están uniendo.Todo apunta al despertar de la consciencia. Pero para que despierte la humanidad, tiene que haber una masa crítica de individuos que realicen una revolución personal, es decir un despertar al conocimiento interno de que son el Dios de su mundo personal.

Nuestra biología nos enseña mediante las enfermedades a Ser Conscientes, para cambiar de rumbo y evolucionar, la escucha y el acompañamiento de nuestro cuerpo nos ayuda a despertar la conciencia y sanar.

“La enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre. Por lo tanto podemos aprender mucho de la enfermedad para recobrar la salud y lo que al enfermo le parece indispensable rechazar contiene el verdadero oro que no encontró en ningún otro lugar”. C.Gustav Jung.

Este es el desafío de ANIMO la travesía del alma.